Solicitar un préstamo es una práctica muy común cuando necesitas financiamiento necesario o urgente. Por eso es fundamental que sigas esta serie de consejos y recomendaciones para que puedas lograr menos gastos de los que deberías. Ahorrar lo máximo posible y que tus finanzas personales estén perfectamente sanas es posible.

Estudie cautelosamente cuánto dinero necesita

Es fundamental que analices tu situación actual y determines el capital que necesitarás. Es importante que sea una cantidad realista, que se vea capaz de reembolsar en un período de tiempo óptimo y razonable. Por eso es más recomendable pedir una cantidad que te ayude a conseguir tus objetivos, pero que puedas devolver.

Tienes que recordar que cuanto más pides, más tienes que devolver al banco. De esa manera, considere lo que realmente necesita. Debe estudiar su situación cautelosamente para no acabar endeudado.

No pagues antes de tiempo

Por un tema de seguridad, es importante que tramites el préstamo con una empresa que no te cobre por adelantado, puede ser una excusa para conservar su capital. Por lo tanto, sospecha fuertemente de este tipo de práctica.

Si el banco aplica comisiones, estas deben pagarse junto con la primera cuenta de crédito. Sin embargo, no es necesario hasta que tenga el dinero prestado.

Consulta las condiciones del préstamo

Aunque parezca obvio, a menudo lo dejamos pasar. Mire en detalle la letra pequeña y todos los términos del préstamo o crédito que ha solicitado. Esto es lo que suele generar dudas sobre el tipo de préstamo que queremos contratar o con qué banco hacerlo. Todo suma y cuenta, así que hasta que estés seguro de qué es mejor no hagas nada.

Verifique si el sitio web donde solicita el préstamo es seguro

En caso de solicitar préstamos online, compruebe que el sitio web es https (asegura que el sitio web tiene habilitado el protocolo de transferencia de datos) y que contiene un mensaje legal visible.

También tenga cuidado si el banco promete eliminarlo de la lista Veraz cuando obtenga un préstamo con ellos. Los bancos podrán garantizarles un pequeño préstamo, pero la única forma de salir de la lista es saldar las deudas pendiente.

Compare ofertas

Es fundamental que compares las ofertas de crédito de las distintas instituciones financieras, para que puedas elegir el préstamo personal que mejor se adapte a tus necesidades actuales, ya sea que precises préstamos personales urgentes o tu caso amerite un crédito. Muchas veces poner una sobre la otra no hace darnos cuenta de lo que realmente nos puede servir.

Comprueba absolutamente todo: comisiones, plazo de amortización, multas… Todo es relevante para que al final elijas una oferta concreta.