Google quiso Comprar Fortnite Durante una Demanda

Epic Games acusa a Google de comportamiento anticompetitivo por ocupaciones que se remontan hasta el año 2009, incluyendo convenios con operadoras móviles, productores OEM y demás

Las solicitudes de Epic Games contra Apple y Google gracias a Fortnite siguen dando de qué dialogar. Y justamente de esta última apareció un dato revelador: Google, alguna vez, consideró mercar a Epic Games.

Esta información ha sido revelada en documentos oficiales que habían estado ocultos hasta ahora.

En dichos se explica cómo Google vio una amenaza fundamental en el hecho de que Fortnite se pudiera instalar en dispositivos Android sin tener que pasar por la tienda oficial de aplicaciones.

Como para Google como para Apple esto es un inconveniente, ya que quienes publican aplicaciones en sus tiendas oficiales deben abonar a las dos compañías un porcentaje de lo cual recaudan. Por consiguiente, para evadir la amenaza de que una aplicación tan lucrativa como Fortnite les rompiera parte del comercio, existió el fin de obtener a Epic o parte de Epic.

Este caso ha sido inclusive desconocida para Epic Games. Tim Sweeney, uno de los máximos directivos de la compañía, divulgó en redes sociales que en el momento jamás se enteraron de las intenciones de Google y que es decir además una prueba de lo lejos que puede llegar una compañía con tal de conservar su monopolio.

Actualmente, la demanda de Epic contra Apple está a la espera de que se dictamine un resultado, lo cual debe suceder anterior a que se culmine el año. En tanto, la controversia entre Epic y Google aún no posee fecha para el principio de sus alegatos, aun cuando todo sugiere que en 2022 las dos organizaciones se encontrarán en una corte.

Entre otros detalles, la lucha judicial que implica a estas 3 compañías reveló detalles interesantes como, ejemplificando, la proporción de dinero que Epic Games gastó en los juegos gratuitos que regala en su tienda.

La compañía de videojuegos citó un archivo interno que explicaba los planes de Epic Games como “contagiosos” y que serían imitados por otros desarrolladores y compañías por medio de diversas plataformas.

Según los creadores de Fortnite: “Google ha llegado al punto de compartir sus ganancias de monopolio con aliados de negocios y de esta forma afirmar sus convenios para detener la competencia. Además desarrollaron una secuencia de proyectos internos sobre lo “contagioso” que percibían los esfuerzos de Epic y otros al dar a los clientes (y developers) alternativas competitivas, e inclusive estuvieron contemplando mercar alguna parte o toda Epic para aplastar esta amenaza”.

El archivo no expone una fecha precisa sobre en qué momento tomaron sitio estas aclaraciones; aun de esta forma, el pasado 6 de agosto, el CEO de Epic, Tim Sweeney, reveló en redes sociales que jamás se acercó a ellos para ningún tipo de disputa sobre compra y que su compañía no estaba enterada.

“Esto era desconocido para nosotros mismos en su instante, y gracias a la orden protectiva de la corte, recién estamos averiguando sobre la importancia de Google de mercar Epic para detener todos nuestros propios esfuerzos de competir con Google Play”, reveló Sweeney.

“No queda claro si hubiese sido una negociación de compra o cualquier tipo de acción hostil. Google además habla de la ‘francamente abismal’ vivencia lateral que hicieron, a medida que promocionan a Android como una ‘plataforma abierta’”, acotó.

Epic Games acusa a Google de comportamiento anticompetitivo por ocupaciones que se remontan hasta el año 2009, incluyendo convenios con operadoras móviles, productores OEM y demás para “llevar a las sociedades de usuarios y desarrolladores hacia el mercado Android y lejos de otro tipo de competencia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *