Categorías
Actualidad

IA Transforma Cargos Directivos y Mercado Laboral

Según líderes empresariales y asesores de compañías, la evolución acelerada de la tecnología podría hacer que muchos cargos directivos se vuelvan redundantes, alterando significativamente el entorno laboral.

Ray A. Smith, en un artículo de opinión para The Wall Street Journal, discute una cuestión emergente y alarmante: el efecto de la inteligencia artificial en los trabajos de cuello blanco (empleados asalariados que realizan labores de nivel semiprofesional o profesional en ambientes de oficina).

Smith advierte que «años después de que la automatización comenzara a reemplazar y modificar los trabajos en el sector manufacturero, la inteligencia artificial ahora apunta a las posiciones ejecutivas en las oficinas corporativas».

Esta idea central guía su análisis sobre cómo la IA podría impactar de manera definitiva a varios sectores, desde la tecnología hasta la industria química.

La rápida progresión de la tecnología, en particular la IA generativa, está transformando roles anteriormente considerados estables dentro del mundo corporativo.

«La IA generativa no solo agiliza tareas repetitivas o realiza predicciones identificando patrones en los datos. Posee la capacidad de generar contenido y fusionar ideas, es decir, el tipo de labor intelectual que millones realizan actualmente frente a ordenadores», expone Smith.

Esta distinción esencial podría llevar a la desaparición de numerosos cargos gerenciales, según expertos mencionados en el artículo de WSJ.

Los datos sobre recortes laborales vinculados a la IA son elocuentes. Desde mayo pasado, se han reportado más de 4.600 despidos asociados a la IA, principalmente en los ámbitos de medios y tecnología, según Smith, quien cita a la empresa Challenger, Gray & Christmas.

Esta tendencia se observa en empresas renombradas como Google, Duolingo y UPS, donde las reducciones de personal se han vinculado con la adopción de nuevas tecnologías que aumentan la productividad.

No obstante, el autor también señala que la IA no necesariamente conlleva la eliminación de empleos, sino más bien su transformación.

Menciona el caso de Chemours, una filial de DuPont, donde aproximadamente 1.000 empleados de oficina y laboratorio han sido formados en herramientas de IA en los últimos tres años.

“El departamento de finanzas ahora puede dedicar su tiempo a proyectos críticos para la empresa en lugar de realizar constantemente consultas en el sistema”, afirma Matt Abbott, director de transformación empresarial en Chemours, demostrando cómo la IA puede servir como un catalizador para la mejora y eficacia en el trabajo.

Smith enfatiza en el posible declive de la gestión intermedia. Con la IA generativa asumiendo más responsabilidades, la estructura jerárquica de gestión podría sufrir cambios drásticos, según un informe del Oliver Wyman Forum.

Esto podría resultar en que las posiciones de nivel inicial se asemejen más a las de la primera línea gerencial, reduciendo así las capas de gestión media.

Aunque más de la mitad de los ejecutivos encuestados en el estudio afirmaron que sus puestos podrían ser automatizados por la IA generativa, los líderes de negocios aún ven aspectos positivos.

Consideran que la nueva tecnología puede potenciar y enriquecer algunos roles de cuello blanco, permitiendo a los trabajadores y directivos desempeñar labores más significativas tanto para sus empresas como en sus trayectorias profesionales.

Innovaciones de IA en el Ámbito Laboral Según Harvard

Investigaciones recientes en Estados Unidos, divulgadas por el Financial Times, han demostrado un impacto notable de la IA generativa, tal como la versión GPT-4 de OpenAI, en empleos de cuello blanco, afectando desde freelancers en plataformas digitales hasta trabajadores de consultoría en reconocidas firmas.

Un informe sobresaliente de Harvard Business School descubrió que el uso de GPT-4 por parte del equipo de Boston Consulting Group (BCG) resultó en una mejora significativa en su eficiencia y calidad laboral en comparación con aquellos que no utilizaron esta herramienta.

Los resultados revelaron que los empleados que contaron con el apoyo de IA finalizaron sus tareas un 25% más rápido, incrementaron su carga de trabajo en un 12%, y la calidad de su trabajo fue evaluada en un 40% superior en comparación con sus colegas que no contaron con soporte de IA.

Este beneficio se extendió a través de todos los niveles de habilidad, impactando de manera más notoria a los empleados con menor cualificación.

No obstante, en tareas que demandan un análisis profundo de información cualitativa, aquellos asistidos por IA mostraron un rendimiento menor.

En otro estudio, se reportó que escritores y diseñadores gráficos en plataformas de trabajo independiente vieron reducidos sus trabajos e ingresos poco después de que OpenAI lanzara ChatGPT.

Este estudio, según el mismo periódico, resalta el riesgo que la IA generativa supone para los empleos profesionales, evidenciando una depreciación laboral incluso para los freelancers más experimentados y exitosos.

Los estudios indican que el efecto de la IA generativa varía significativamente según la naturaleza del trabajo y las habilidades necesarias.

Aunque en tareas rutinarias y específicas se nota una reducción de las oportunidades laborales, en posiciones que demandan interacciones complejas y habilidades avanzadas, como el análisis detallado de datos, la IA podría no ser tan eficiente sin la correcta supervisión humana.

Desafíos y Transformaciones Laborales Impulsados por la GenAI

La inteligencia artificial generativa, o GenAI, está inaugurando un nuevo capítulo en el entorno laboral, con una inversión proyectada cercana a los 200 mil millones de dólares para 2025.

Esta tecnología de punta promete redefinir sectores clave como las finanzas, seguros y servicios profesionales, con gigantes corporativos como Morgan Stanley, McKinsey & Company y Google listos para incorporar estas innovaciones en sus equipos.

Este avance no solo cambia la naturaleza de ciertos empleos, sino que también implica una revisión de las competencias y tareas desempeñadas por los trabajadores.

La adopción de la GenAI supera las fronteras convencionales, ofreciendo automatizar labores complejas que antes requerían de expertos.

Las empresas enfrentan ahora el reto de adaptar sus plantillas a estos cambios, invirtiendo en la capacitación en habilidades pertinentes para la era digital.

Aunque algunos roles, como el de enfermería, parecen resistentes a estos cambios, la demanda de profesionales técnicos versados en GenAI está creciendo, lo que requiere de una gestión proactiva y un planeamiento detallado por parte de los directores de recursos humanos.

El alcance de la GenAI va más allá de automatizar tareas administrativas rutinarias, apuntando hacia la automatización de procesos más complejos que antes eran exclusivos de expertos.

Según el Burning Glass Institute y SHRM, la GenAI tiene el potencial de transformar no solo áreas como finanzas y contabilidad, sino también disciplinas como las ciencias sociales y el desarrollo de software, mejorando la generación de modelos predictivos y la gestión de grandes volúmenes de datos.