Categorías
Tiempo Libre

Clásicos Literarios y Cine Predecían el Auge de la IA

Numerosas obras clásicas de la literatura han anticipado el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA).

Obras como «Yo, Robot» abordan temas que son de gran relevancia en la actualidad. Filmes de ciencia ficción visionarios que se adelantaron a su época, aunque no tuvieron éxito en la taquilla.

Recientemente, la Inteligencia Artificial ha cobrado una gran popularidad, especialmente con la aparición de ChatGPT o Gemini. Sin embargo, esta tecnología no es reciente.

Autores clásicos ya preveían lo que ocurriría con la inteligencia artificial en sus obras, adelantándose a su tiempo.

¿En qué medida acertaron? ¿Cómo lograron predecir los avances actuales? Veamos algunos ejemplos:

«Yo, Robot» (Isaac Asimov, 1950)

Cuando se habla de IA y robots en la literatura, es imprescindible mencionar a Isaac Asimov y su serie de relatos «Yo, Robot». Escritos hace más de medio siglo, ya mostraban los riesgos potenciales de la tecnología en la vida cotidiana.

Las actuales leyes de la Unión Europea para regular la IA tienen similitudes con las normas ficticias de Asimov. En 2004, una película basada en sus historias y protagonizada por Will Smith fue estrenada, aunque con una adaptación bastante libre.

«Neuromante» (William Gibson, 1984)

«Neuromante» es una de las novelas más influyentes de ciencia ficción, inspirando clásicos como «Matrix», «Ghost in the Shell» y «Blade Runner». Aunque «Blade Runner» se basa en otra obra, su estética cyberpunk proviene del libro de William Gibson.

Gibson no solo anticipó Internet y la IA, sino también un mundo globalizado, el dominio de grandes corporaciones y la corrupción generalizada, definiendo así el género cyberpunk.

«¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?»

(Philip K. Dick, 1968) Esta obra inspiró la película «Blade Runner» de Ridley Scott, aunque hay muchas diferencias entre el libro y la película. Ambas comparten la presencia de androides (IA) y la dificultad para distinguirlos de los humanos.

El tema central del libro es la línea que separa a las personas de los robots. ¿Qué nos hace humanos? Esta es una pregunta recurrente en la ciencia ficción.

«2001: Una odisea espacial» (Arthur C. Clarke, 1968)

Publicada simultáneamente con la película de Kubrick, la novela de Arthur C. Clarke es tan enigmática como su contraparte fílmica.

Es importante señalar que ni la película ni la novela se basan una en la otra; más bien, ambas fueron creadas en paralelo, fruto de la colaboración entre el director y el escritor.

El personaje central de IA en esta obra es HAL 9000, un sistema de inteligencia artificial que coexiste con los humanos en el espacio.

Aunque es un elemento clave tanto en la película como en la novela, no es el único foco de atención. Curiosamente, HAL 9000 incluso fue parodiado en un episodio de Los Simpsons.

«Metrópolis» (Thea von Harbou, 1925)

Muchos conocen la película de ciencia ficción «Metrópolis» de Fritz Lang, un clásico adelantado a su tiempo. Esta película también tiene su versión literaria, escrita por Thea von Harbou, quien adaptó su propio guion para el libro.

Aunque «Metrópolis» no se centra exclusivamente en la inteligencia artificial, presenta uno de los androides más emblemáticos del cine y aborda temas actuales como la desigualdad social y la lucha de clases.

Lo más fascinante de estas grandes obras clásicas, más allá de su relevancia temática actual, es que siguen siendo dinámicas y cautivadoras hoy en día.

Surge la pregunta: ¿se cumplirán sus visiones, incluso las más alarmantes, ahora que la inteligencia artificial se ha integrado en nuestra vida cotidiana?