Categorías
Tiempo Libre

UFC 5: Innovación y Retos en Artes Marciales Mixtas

El regreso de las artes marciales mixtas llega con UFC 5, una edición que se centra en mejorar las mecánicas y aspectos técnicos del juego.

El icónico octágono de las MMA brilla una vez más bajo los reflectores, con una atmósfera electrizante de golpes, patadas, grappling y sumisiones.

Electronic Arts, en esta nueva entrega, ha perfeccionado notablemente la física y los gráficos, aunque ha mantenido ciertos errores de jugabilidad de entregas anteriores, como una tendencia a volverse monótono rápidamente.

UFC 5 presenta un enfoque más accesible para el jugador ocasional, rediseñando su sistema de combate de manera impresionante, sin perder la esencia del deporte en ascenso a nivel mundial.

No obstante, desaprovecha la oportunidad de mejorar su modo carrera, cuya trama apenas explora una narrativa potencialmente más inmersiva y cautivadora.

En el terreno del combate: el juego más destacado de la serie

Lo primero a destacar es que UFC 5 es, ante todo, un juego de lucha, y en este aspecto, casi todo lo hace bien.

La experiencia de combate se adapta a cada jugador, permitiendo un enfoque más relajado y sencillo, con combinaciones de botones fáciles para maniobras y movimientos en el suelo, o una modalidad más técnica y desafiante, con un sistema de ejecución más complejo que recompensa con mayor precisión y control total del luchador.

UFC 5 ofrece un combate que se ajusta a todos los estilos. Si prefieres un enfoque ofensivo y contundente, el Muay-Thai es tu opción; si buscas someter a tu oponente en el suelo, el Ju-Jitsu es ideal; y para un estilo más equilibrado, también hay opciones.

Sin importar la preferencia, UFC 5 ofrece un sistema de combate que se ajusta a cada jugador. Sin embargo, todos los estilos comparten un elemento crucial: la resistencia.

En UFC 5, la gestión de la energía de tu luchador es fundamental. Esta no solo afecta la velocidad de tus movimientos, sino también la fuerza, precisión y efectividad tanto en la ofensiva como en la defensiva.

Si no se administra adecuadamente la resistencia, incluso el golpe más fuerte puede resultar inútil.

Esta nueva entrega de EA Sports combina de manera perfecta diferentes estilos, superando a sus antecesores.

Al principio, puede ser difícil acostumbrarse a la dinámica de UFC 5, ya que el impulso de intercambiar golpes rápidamente puede ser abrumador.

No obstante, a medida que los oponentes se vuelven más desafiantes, se hace necesario actuar con mayor astucia.

Dominar el arte de esquivar es tan crucial como saber bloquear, y un golpe bien colocado es más efectivo que una serie de golpes débiles. La curva de aprendizaje en UFC 5 te enseña a aprovechar las debilidades de tu oponente de manera estratégica y, aunque en ocasiones la táctica de presionar botones al azar pueda funcionar, generalmente es más eficaz usar ataques bien pensados.

Por otro lado, UFC 5 ha entendido que, aunque es posible tener un sistema de lucha en el suelo muy complejo y realista, la mayoría de los jugadores prefieren levantarse y continuar el intercambio de golpes.

Ofrecer tanto un sistema de combate más profundo como una versión simplificada es uno de los grandes aciertos de esta entrega, haciendo las sumisiones, tanto a favor como en contra, más dinámicas y manejables en comparación con entregas anteriores, donde terminar en el suelo a menudo significaba perder la pelea.

En cuanto al sistema de daño, hay una notable mejora. Cada golpe afecta una parte específica del cuerpo y, si la resistencia es baja, el impacto es mayor.

Además, los golpes pueden causar diferentes tipos de daños en la misma área. Por ejemplo, un bloqueo efectivo en la cabeza puede causar cortes, algo que podría ser más difícil de lograr con un jab.

Estas lesiones acumuladas reducen la resistencia al daño, pudiendo incluso requerir la intervención médica durante la pelea.

Un modo carrera que se desvanece

El modo carrera, que debería ser el principal atractivo del juego, comienza de manera prometedora, pero pronto se convierte en una experiencia monótona y repetitiva.

Este modo narra la historia de un luchador que empieza desde abajo, en peleas callejeras, para ascender a la cima del mundo del MMA en Las Vegas, en busca del codiciado cinturón.

Aunque la historia inicia con algunas cinemáticas interesantes, estas rápidamente se reducen a meras transiciones, perdiendo la oportunidad de contar una historia de superación más envolvente.

El problema no es que el juego se centre en pelear, ganar dinero y progresar, sino que al intentar contar una historia, esta queda poco desarrollada.

Comparando con juegos como NBA 2K, que antes de 2021 ofrecía horas de narrativa cuidadosamente elaborada, UFC 5 se enfoca más en que los jugadores se dediquen a luchar, entrenar y realizar sesiones de sparring.

El inconveniente de estas propuestas es que, tras unas horas de juego, es inevitable encontrarse con una repetición tediosa que ni siquiera subir al octágono logra disimular del todo, aunque sí lo atenúa, ya que a medida que avanzamos en nuestra carrera, nos enfrentamos a oponentes de mayor calibre y prestigio.

El foco bajo los reflectores En UFC 5, el centro de atención es un octágono con dos competidores y poco más.

Con esta premisa, era esencial que EA dedicara una atención meticulosa a este aspecto, ya que cuanto menos elementos distraigan al jugador y más enfocado esté, mayor será la necesidad de ofrecer detalles de calidad.

UFC 5 brilla en los detalles, presentando primero un mapeo excepcional de luchadores como Bruce Lee, Mike Tyson, Jon Jones, Valentina Shevchenko o Alex Volkanovski, que complacen incluso a los jugadores más exigentes.

Además, el juego destaca por las representaciones fieles de los estilos de combate en términos visuales. Los movimientos, cortes, moretones y las gotas de sangre que se esparcen en la lona convierten a esta entrega en la experiencia más realista del género.

Las cinemáticas, aunque escasas, también están bien elaboradas. El modo carrera nos ofrece solo un vistazo de lo que esta franquicia podría lograr, dejándonos con ganas de una narrativa más desarrollada.

En los momentos en que nos muestra el mundo más allá del ring, lo hace con una calidad impresionante, lo que hace que el potencial desaprovechado del modo carrera sea aún más notable.

Conclusión

En el combate mano a mano, UFC 5 se destaca. Esta entrega apunta a ofrecer un octágono que satisfaga tanto a los fanáticos de los detalles técnicos como a los jugadores ocasionales. Electronic Arts ha logrado un impacto contundente, acercándose al deseado cinturón.

Sin embargo, aunque aprovecha bien estas ventajas, el juego flaquea en su modo principal: el modo carrera.

A pesar del potencial para convertirse en el campeón indiscutible, este modo se vuelve repetitivo y monótono muy rápidamente.

Aunque esto no disminuye completamente el deseo de subir al ring, ya que la progresión de los combates y los adversarios es notable y desafiante, lo que ocurre entre las peleas no logra impresionar y termina siendo aburrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *