Uno de los restaurantes más caros en Nueva York ya no pedirá propina… pero cobrará más

0
139

Los comensales en uno de los restaurants más costosos de Manhattan ya no van a dejar propina al concluir su comida. El establecimiento Eleven Madison Park, ubicado en el distrito neoyorkino de Flatiron, decidió quitar este término y subir los costos de su menú treinta y uno por ciento para incluir servicio.

Desde el próximo año en el restaurant de 3 estrellas Michelin, una comida va a costar doscientos noventa y cinco dólares americanos, más ciento setenta dólares americanos con maridaje de vino, sumando un total de cuatrocientos sesenta y cinco dólares americanos por persona, sin incluir impuestos. El establecimiento asimismo ofrece un menu de cuero para restaurantes de degustación de temporada, que incluye de doce a quince platos y cuesta doscientos veinticinco dólares americanos.

La resolución tiene como propósito terminar con la disparidad salarial entre los trabajadores que reciben propinas en el comedor y el personal de la cocina, que no recibe ninguna, explicó Will Guidara, copropietario de Eleven Madison Park y The NoMad.

“Hay entusiasmo y agradecimiento del personal de cocina por el incremento del quince por ciento (en promedio) que van a recibir. En el comedor, hay una base de confianza mas, como era de aguardar, un tanto de miedo, puesto que los cambios en la retribución pueden ser atemorizantes”, afirmó a CNNMoney.

Añadió que noventa por ciento de la plantilla de ciento cincuenta personas se van a ver perjudicados por el nuevo plan de compensación.

Si bien todavía minoritario, el movimiento contra la propina ha ido ganando tracción y acostumbra a ser más habitual entre los restoranes de alta gama.

No obstante, el mes pasado la cadena Joe’s Crab Shack anunció que ha estado probando un modelo sin propinas en dieciocho restaurants de U.S.A.. Es la primera gran cadena en aplicar el cambio. Los trabajadores que trabajan de cara al público en los establecimientos elegidos ganan cerca de doce a catorce dólares americanos por hora, ciertos un tanto más.

En el mes de octubre, el Union Square Hospitality Group, que opera más de doce restaurants, entre ellos el Union Square Café y la Gramercy Tavern en Manhattan, anunció su plan para quitar las propinas. El conjunto era del dueño de Eleven Madison Park. Mas Daniel Humm y Will Guidara adquirieron el restorán en dos mil once.

Los trabajadores que reciben propinas en restoranes en la ciudad de Nueva York van a recibir un aumento de sueldo al final del año. El treinta y uno de diciembre el estado elevará el sueldo mínimo por hora de cinco dólares estadounidenses a siete con cincuenta dólares estadounidenses.